Conclusiones Generales de Las Marchas Populares Indignadas

El ambiente amaneció el miércoles enrarecido en el paseo del Prado de Madrid. La Policía intentó desalojar a primera hora a los jóvenes acampados en los alrededores del Congreso y un grupo de ‘indignados’ reaccionó cortando el tráfico en el paseo del Prado. La operación degeneró en una carga policial. El saldo fue de cuatro policías y siete ‘indignados’ contusionados leves, atendidos por los servicios de urgencia municipales.

El objetivo primordial del movimiento era atravesar el cordón policial que impedía el acceso al Congreso para entregar un documento con los problemas que les han transmitido en los pueblos de España durante la Marcha Popular Indignada, que culminó el pasado sábado en la capital.

Tres jóvenes consiguieron acceder al Parlamento tras informar a los agentes de que estaban alojados en el Hotel Palace –enfrente de Las Cortes– y entregar el documento en el registro del Congreso. Además, un grupo de ‘indignados’ había dado previamente el escrito a un colaborador del portavoz de IU en el Congreso y el propio Gaspar Llamazares entregó en mano una copia a Zapatero. En su segunda intervención, Llamazares se definió como un “mero cartero”, sin intención de obtener rédito político, y denunció que el Congreso amaneciese como “una ciudadela fortificada” para que las voces de la indignación “no llegasen”. El departamento legal del movimiento confirmó el miércoles a 20 minutos que la Policía ha roto la comunicación “de forma unilateral”.

Ya por la tarde, unos 400 ‘indignados’–según la policía– tomaron varias calles del centro en protesta por el desalojo de la mañana. La marcha, que partió del paseo del Prado, llegó a cortar el tráfico de la céntrica Gran Vía. Al llegar a las inmediaciones del Congreso, la marcha se topó, sin embargo, con una barrera de ‘antidisturbios’ que les impidió el paso. Tras varios minutos coreando eslóganes, los ‘indignados’ optaron por volver a su campamento junto a El Prado.

Problemas Globales

Corrupción. Absentismo laboral de cargos públicos, falta de transparencia política y económica, subidas de sueldos injustificadas, endeudamiento desproporcionado de administraciones municipales o especulación inmobiliaria.

Agricultura y ganadería. Imposición de cultivos por parte de la UE, especulación con materias primas por intermediarios, pago al agricultor por debajo del coste de producción.

Servicios públicos. Falta de servicios médicos en núcleos rurales, recortes en edu-cación, privatización de centros públicos, abandono de la gestión pública a actividades culturales, carreteras en mal estado, desaparición de trenes regionales…

Medio ambiente. Destrucción por las obras del AVE, cementerios nucleares, políticas energéticas peligrosas, mala gestión de residuos, privatización y especulación del agua, trasvases con fines lucrativos…

Empleo y vivienda. Favoritismo de grandes empresas frente a Pymes, desahucios, dificultad de acceso a vivienda…

Desalojo policial de 'indignados'

Los ‘indignados’ logran entregar sus propuestas en el Congreso
Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s